Blanqueamiento dental sin sensibilidad

Blanqueamiento dental sin sensibilidad

Por Dr. Fábio Luiz Andretti

A pesar de toda la evolución tecnológica que viene acompañando nuestra profesión, infelizmente el blanqueamiento dental todavía es relacionado al aparecimiento de sensibilidad dental, el uso de cubetas individuales por varias horas (o durante la noche) o el uso obligatorio de protección para los tejidos blandos del paciente (barreras gingivales) que necesitan tiempo de consultorio. Con el objetivo de reducir la aparición de sensibilidad dental por el blanqueamiento, los fabricantes vienen incluyendo substancias desensibilizantes como nitratos, Fluoruros y oxalatos.

Este relato de caso clínico muestra una alternativa simple y segura de blanqueamiento dental, sin relatos de sensibilidad dental.

Fig. 1 a 3: Aspecto inicial de la paciente, insatisfecha con el color de sus dientes a pesar de la bella sonrisa.

Después de análisis y exámenes clínicos detallados se escogió usar una técnica de blanqueamiento de consultorio utilizando un gel blanqueador con base de peróxido de carbamida (Powerbleaching 37%). Este producto contiene un Carbopol® de última generación lo que lo hace extremamente estable, no necesitando de mezcla y es de fácil aplicación. El gel fue aplicado tres veces consecutivas (40 minutos por aplicación). No en tanto, en pacientes con histórico de sensibilidad en otros intentos previos de blanquear sus dientes, este tiempo puede ser reducido. Este producto puede ser aplicado diversas veces durante el mismo día, por varios días consecutivos y todavía puede ser usado sin barrera gingival. Para tal, el gel debe ser aplicado como una capa lo más fina posible.

Fig. 4 a 7: Después del relativo aislamiento (Fig. 4), el gel blanqueador (Powerbleaching 37% Office) es aplicado con el pico aplicador (Figs. 5 e 6). Como una alternativa pueden ser usados, aplicadores descartables o espátulas con esta finalidad. Observe la capa fina de gel aplicada sobre los dientes (Fig. 7).
Optamos por asociar el blanqueamiento de consultorio al blanqueamiento casero para transformar a la paciente una aliada para alcanzar el suceso del tratamiento, y porque concentraciones más bajas, producen resultados más longevos, y con menor índice de retorno del color (Bernardon et al, 2010). Después de moldear con alginato y obtener los moldes de yeso, cubetas individuales fueron fabricados con EVA de 1mm de espesor (Power Plac, BM4).

El gel elegido para complementar o resultado fue uno con peróxido de carbamida a 10% (Powerbleaching 10%, BM4) que fue usado según instrucciones del Profesional por 1 hora diaria, durante tres semanas. Después de este período, la paciente no comunicó ningún síntoma o patología, pero sí percibió que el blanqueamiento “desacelero” en la última semana. Por este motivo elegimos aumentar la concentración para 16% hasta alcanzar el resultado que garantizara la satisfacción de la paciente.

En los casos de sensibilidad al frio o cepillados, se recomienda adecuar al paciente, preparándolo para recibir el blanqueamiento. Asesoramiento dietético, instrucciones de higiene bucal, tanto fuerza cuanto técnica de cepillado, uso del flúor y dentífricos con desensibilizantes, también son recomendados. Ocurriendo la necesidad de profilaxis (como en la mayoría de los casos), se recomienda iniciar el blanqueamiento como mínimo 72 horas o, idealmente, una semana después a la profilaxis.

Fig. 8 a 11: (8) Cubetas individuales de EVA en posición, cargadas con gel blanqueador. Observe que en el interior de la cubeta se generan burbujas por la liberación de oxígeno. Tiempo de uso de las cubetas: 1 hora/día. Tempo de uso das moldeiras: 1 hora/dia. (9 y 10) tres semanas después el régimen de blanqueamiento casero con gel de peróxido de carbamida a 10% se nota una sutil mejora en el color de los dientes (color inicial, A3 escala Vita Lumin Vaccuum). (11) Una semana después nuevo régimen de dos semanas de uso del gel a 16% (Powerbleaching 16%) se nota considerablemente una mejoría en el color de los dientes.

')}